EL DÍA QUE CONOCÍ A ANDRÉS PÉREZ ORTEGA

Home/Blog, Emprende-T/EL DÍA QUE CONOCÍ A ANDRÉS PÉREZ ORTEGA

Nunca he sido de idolatrar a ninguna figura importante para mí, lo único a David Summer de Hombres G, con 13 años le perseguí después de un concierto. Tanta vergüenza me dio a posteriori, que nunca más quise repetir experiencia. Pero ya en mis cuarenta si reconozco que mi admiración por Andrés Pérez Ortega es muy profunda, a pesar que hasta hace una semana no le había conocido personalmente. Es el padre de la marca personal en España, aunque él sea modesto, es así, y es admirable con qué naturalidad te cuenta su proceso hasta conseguir posicionarse como referente.

Hace unos días participé en una jornada suya, una tarde muy bien aprovechada. Me ponía nerviosa el hecho de presenciar su clase y querer sacar lo mejor de mí allí. Llegué con calor y la tensión por los suelos, pero en seguida me vine arriba, su perspectiva de la marca personal en directo francamente me fascinó. Si ya en sus videos de sus ponencias, o los que nos habla a la cámara me parecían muy naturales, en las distancias cortas disfruté un montón de su cercanía y lo que nos hacía participar en clase. Reconozco que soy de las que participo muchísimo y él se rió porque yo era la alumna que más estaba posicionando mi marca en clase, estaba tan concentrada que en momentos se me olvidaba que había unos “veintitantos” alumnos más allí. Probablemente hay personas que les cuesta, pero era una oportunidad para conocerle y que él me conociera, creo que eso nos hace ser siempre profesionales visibles. Luego charlé a solas con él al terminar el taller y me di cuenta de por qué está donde está. Todas las preguntas que yo le hacía respecto a mi marca personal tenían mucho sentido, y corroboraban mis propios pensamientos en algunas ocasiones y otras me enseño todavía más a potenciar mis fortalezas. Siempre señalando que era su opinión, pero en todas me hizo reflexionar bastante y entender su óptica de las cosas, pues lleva mucho analizando las tendencias actuales en su campo.

Yo me he preparado mucho para ello, pero frente a una eminencia como él, toda experiencia es poca, pensaba yo… El no se considera así, el es llano, cercano y muy accesible, y le gustaron algunos de mis planteamientos, y yo claro, feliz como una perdiz…

Podemos ser los profesionales que deseemos, partir de nuestros primeros estudios o podemos cambiar desde el momento que decidimos reinventarnos. Pero lo que sí es verdad es que debemos andar reciclándonos continuamente, nunca debe ser suficiente lo que sabemos, el conocimiento no ocupa lugar, debemos de alimentar nuestra mente todo lo que podamos. Pero el que tu curiosidad pueda contigo, como es mi caso, hace que aprenda todo muy rápido pero dejándome huella dentro y pudiendo encajar esa información en el puzzle de mi formación, de mi perfil profesional. Esto me hace crecer sin parar, me hace ganar en perspectiva, en seguridad, en activar esa pasión que siento por todo lo que hago y sentirme mejor persona y mejor profesional cada día, porque siempre mi esfuerzo tiene recompensa, me siento ganadora. Porque ya lo dijo Mario Alonso Puig, que nuestra percepción de la realidad de quienes somos, no afecta solo a nuestra parte personal sino a la profesional, de modo que el mundo personal y el profesional van totalmente ligados, y yo añadiría lo más importante que “somos lo que hacemos”. Y Andrés terminó de cerrar este pensamiento en clase, que lo importante no es, quién eres, sino lo que haces, que es por lo que acabas siendo más visible. Y estos señores y señoras es lo que nos da la oportunidad a todos, que da igual si nos equivocamos en nuestros estudios, o si estudiamos mucho o poco, si nos acomodamos en una empresa en la cual no aprendimos nada nuevo durante años, siempre hay una posibilidad de rehacer mejor las cosas, de reinventarse, revalorizarse, y todo lo que queramos hacer para ser mejores. Tan solo hay que plantearse, que es lo que quiero ser, cuál es el mejor camino para llegar y cómo hacerlo posible, y el resto lo mostrarán nuestras acciones, nuestro mensaje, nuestras decisiones, todo puede cambiar y empezar a ser los protagonistas de nuestra película, ¿empezamos ya a diseñar el tráiler? Yo creo que es ya la hora, y nuestras vidas serán las que queremos que sean.

By | 2017-07-19T19:23:45+00:00 julio 11th, 2016|Blog, Emprende-T|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment

Follow

Follow this blog

Get every new post delivered right to your inbox.

Email address